Juan Soriano, escultor de toda la vida

Juan Soriano comenzó su trabajo escultórico en gran formato a inicios de la década de los noventa, desde los años cuarenta ya había producido y exhibido numerosas esculturas de pequeño formato, principalmente en cerámica y algunas en bronce y plata.
En cuanto a la técnica, el artista privilegió el modelado frente otras como el tallado o el ensamblado. Durante los últimos años de su vida creativa, Soriano, propuso a través de su escultura monumental una forma distinta de arte público.

Jardín escultórico

El jardín escultórico es un espacio público y gratuito que conecta el poblado de Amatitlán con el Centro Histórico de Cuernavaca. Es un espacio recreativo, de descanso, reflexión y disfrute de más de 4000 m2 que alberga 17 esculturas de gran formato de Juan Soriano. Su diseño integra la diversidad vegetal, un apantle de cauce natural y especies provenientes de regiones con clima similar al de Cuernavaca.