info

Águila abstracta. P/A ⅓
Bronce
323 x 123 x 85
1992

about

Las aves rapaces han representado en las mitologías de muchas culturas agentes de los dioses solares o tenaces instrumentos de la justicia divina. En particular, las águilas se han identificado con los imperios, ya que contemplan vastos territorios desde las alturas para, súbitamente, apresar a la terrenal víctima desprevenida con sus garras y pico.

El águila también se identifica con San Juan Evangelista y con su visión del fin de los tiempos; este simbolismo cristiano fue adoptado en su escudo de armas por Isabel de Castilla y, posteriormente, por los Reyes Católicos. Al tiempo que el Imperio Mexica o Azteca encontró su símbolo fundacional en un ave de presa – especie conocida como “águila real” – devorando una serpiente, conservándose hasta la fecha este emblema como el escudo nacional de México.

El águila retratada de manera muy esquemática por Juan Soriano no aparece encaramada o “pasmada” como en los escudos o emblemas, sino más bien en vuelo en picada y en dirección a una presa, confundiéndose tantos su alas y cola, así como su pico y garras en un juego de curvas que recuerdan los patrones repetidos en eco de la escultura cubista y futurista.

Jardín escultórico

El jardín escultórico es un espacio público y gratuito que conecta el poblado de Amatitlán con el Centro Histórico de Cuernavaca. Es un espacio recreativo, de descanso, reflexión y disfrute de más de 4000 m2 que alberga 17 esculturas de gran formato de Juan Soriano. Su diseño integra la diversidad vegetal, un apantle de cauce natural y especies provenientes de regiones con clima similar al de Cuernavaca.